ONNautic
como-pescar-carpas

¿Cómo pescar carpas? Técnicas y consejos

La carpa es un pez omnívoro de la familia de los ciprínidos, que come desde pequeños peces hasta vegetales de fondo. Es decir, se alimenta de toda clase de alimentos, vivos o muertos, como lombrices, algas, gusanos, semillas, insectos acuáticos y terrestres, frutas, cereales, peces, renacuajos y un largo número de materias orgánicas.

Se puede afirmar que todo lo que sea comestible será aprovechado por las carpas.

Son de un tamaño considerable, alcanzando los 37 kg como máximo y los 120 cm de largo.

Poseen una pequeña boca que lleva consigo 4 barbillas sensoriales situadas dos a dos. La parte lateral de su cuerpo tiene un color dorado y su aleta dorsal es muy larga y fuerte, con un color con tonos más oscuros.

Su cuerpo está compuesto de entre 32 y 40 escamas laterales.

Las carpas se pueden encontrar en zonas de aguas tranquilas y calmas, preferiblemente cálidas, donde se encuentran más a gusto.

En primavera, cuando los embalses cogen reservas de agua e inundan las zonas que antes eran praderas, es un estupendo momento para lanzarnos en la búsqueda y captura de grandes carpas y barbos.

En esta época, a últimos de primavera, es cuando las hembras desovan en lugares con poca profundidad y de mucha vegetación. Con el calor de las aguas, suben a la superficie y se acercan a las orillas para degustar toda clase de algas y semillas, pero también de insectos. Es el momento idóneo para pescarlos.

En los días tranquilos, pero con un poco de aire, habrá un momento en el que se pondrán a comer arriba y cualquier imitación o señuelo que les presentemos, la tomarán, porque la carpa no es selectivo a la hora de comer.

Cogerá cualquier cosa para saber si es comestible, rigiéndose más por los colores que por las formas.

Aquí, las moscas emergentes son la mejor elección, y las cogerán mejor si están en su trayectoria de absorción, por encontrarse justo por debajo de la superficie.

Te sugerimos una caña de pescar compuesta, de fibra de cartón o de fibra de vidrio. Las cañas de grafito suelen romperse bajo la presión de un pez más grande así que, a menos que vayas a pescar carpas pequeñas, no te las recomendamos.

Usa un sedal fuerte de monofilamento o trenzado. El sedal de monofilamento de nailon es un sedal de una sola hebra que tiene una flotabilidad casi neutra y la capacidad para estirarse y absorber el impacto de un pez más grande. Te permitirá atar nudos confiables en el sedal, lo cual es importante para este tipo de pesca.

Compra anzuelos con púas para mantener al pez en el sedal, asegúrate que sean legales en donde vayas a pescar, ya que están restringidos en algunas áreas.

Elige los anzuelos no muy grandes, mordisquearán la carnada antes de cogerla y, si es grande, será demasiando obvio y no la morderán.

A las carpas les encanta el maíz dulce de lata. Este puede ser la mejor carnada si vas a pescar estos peces. Otras carnadas incluyen cáñamo, chufa, garbanzos y gusanos.

Los pescadores que usan cebo obtienen siempre grandes resultados porque las atraen primero con toda clase de engodos, como maíz, habas o gusanos.

Una buena táctica es buscarlas por las orillas observando los insectos del lugar para ofrecerles lo más parecido a lo que se supone que van a comer, aunque como hemos dicho, no son selectivas.

Considera que nadan separadas unas de otras, normalmente sin seguir la misma línea, a distancias desiguales. Hay que intuir la trayectoria, poniendo la imitación dos metros por delante del pez.

En el caso de que las carpas estén agrupadas y en la superficie, para no asustarlas, lo mejor es lanzar por fuera del bando, así, de esta manera, será muy probable que alguna de las carpas que están dando pequeños rodeos tome la mosca.

Las cuatro claves más importantes para pescar carpas son la paciencia, el sigilo, buscar al pez y presentarle con delicadeza la imitación.

Para capturar carpas a fondo siempre ten mucho cuidado con los movimientos y con los ruidos. La carpa es uno de los peces más tímidos y precavidos, son capaces de detectar la presencia de cualquier pescador, así que más te vale ser sigiloso.

Busca un buen lugar, y con la ayuda de tu equipo de sonda LOWRANCE o SIMRAD, aún sacarás más partido a tus jornadas de pesca.

El tiempo que gastes buscando a los peces será tiempo bien invertido porque, obviamente, incrementará notablemente tus capturas.

Observa la naturaleza y recuerda que las carpas tenderán a ubicarse allá donde se encuentre más caliente el agua. Mantente activo. Ten paciencia y usa cebos en flotadores cuando están más sumergidas o, simplemente, un trozo de galleta cuando se encuentran en superficie.

Finalmente, un consejo: piensa en dónde se alimentarían las carpas si tienes dificultades para encontrarlas.

¡Disfruta y buena jornada!

¿Cómo pescar carpas? Técnicas y consejos
5 (100%) 1 voto

Tienda ONNautic

Coméntalo