ONNautic

¿Cómo funciona un radar de barco?

El radar es un sistema que usa ondas electromagnéticas para medir distancias, altitudes, direcciones y velocidades de objetos estáticos o móviles como aeronaves, barcos, vehículos motorizados, formaciones meteorológicas y el propio terreno.

Su funcionamiento se basa en emitir un impulso de radio, que se refleja en el objetivo y se recibe típicamente en la misma posición del emisor. A partir de este “eco” se puede extraer gran cantidad de información. El uso de ondas electromagnéticas con diversas longitudes de onda permite detectar objetos más allá del rango de otro tipo de emisiones (luz visible, sonido, etc.)

¿Qué es un radar náutico?

El radar náutico es uno de los equipos más importantes de un barco, considerado por algunos marinos como la ayuda más valiosa para la navegación. El radar náutico se utiliza generalmente para localizar objetos situados en nuestros alrededores, ya sean otros barcos, contenedores, o cualquier otro tipo de objeto contra el que pudiéramos colisionar o impactar.

¿Cómo funciona un radar?

Los componentes básicos de un radar son: un transmisor de radio de alta frecuencia, un receptor, una antena de radar y un monitor o pantalla.  

El radar náutico funciona emitiendo una frecuencia de microondas o de radio de alta intensidad y frecuencia que detecta la energía que regresa tras chocar y rebotar contra un objeto. A partir de este “eco” que se nos muestra reflejado en una pantalla o monitor, se puede extraer mucha información y saber dónde está el objeto en cuestión y la distancia a la que se encuentra. La mayoría de los radares marinos operan en la banda X, que es la que proporciona mayor resolución de detección.

Además, el radar de una embarcación también puede detectar y rastrear tormentas durante la noche.

Tipos de antenas radar

Desde su aparición, las antenas de radar han evolucionado para ofrecer una mejor detección de los ecos, eliminar el ruido y mejorar la imagen transmitida en las pantallas de a bordo.

A continuación explicamos las características de los dos tipos de antena que se pueden instalar en una embarcación:

    Antenas radomo o cerradas

Las antenas radomo o cerradas son perfectas para veleros y barcos pequeños a motor, ya que las antenas cerradas ofrecen un rendimiento excelente, incluso bajo las condiciones más exigentes. El radomo es el recubrimiento de la antena en una carcasa para protegerla. Este tipo de antenas son excelentes cuando la energía es un aspecto esencial y el espacio de montaje está limitado por los aparejos, ya que son más ligeras, de pequeño tamaño y compactas. En el caso de que tu velero navegue en rutas de larga distancia, también debe tenerse en cuenta que las antenas radomo consumen menos potencia.

    Antenas abiertas

Este tipo de antenas son habituales en veleros y yates. El escáner abierto ofrece un rendimiento y un alcance óptimo, ya que se trata de escáneres más grandes, equipados con una antena más eficiente y un pulso más estrecho. Además, ofrecen mejoras sustanciales en cuanto a la resolución de distancias y demoras, y presentan mayor rendimiento y una separación más clara de los objetos.

Características de los radares marinos

Dentro de los radares marinos pueden hacerse dos distinciones: una por la frecuencia de trabajo y otra dentro de la misma frecuencia, por su tecnología.

Tipos de radares en función de la frecuencia:

  • Radares que trabajan en banda X, en el rango de frecuencia entre los 5.2 a 10.9 Ghz con una longitud de onda de entre 2,5 y 4 cm.
  • Radares que trabajan en banda S, entre los 2.0 a los 4.0 Ghz con una longitud de onda entre los 8 y 15 cm.

Ambos tipos de radares trabajan en la banda SHF, “Super Alta Frecuencia”, que oscila entre los 3 y los 30 GHz.

Tipos de radares en función de la tecnología de frecuencia:

  • Aquí diferenciamos entre los clásicos radares para embarcaciones deportivas con la tecnología del oscilador mediante magnetrón, y los radares actuales con tecnología de compresión de pulso “chirp”. Todos ellos trabajan en la banda X.

En definitiva, el radar náutico es una gran herramienta para la navegación, así como para la prevención de colisiones. Asimismo, la instalación de un radar en la embarcación te proporcionará tranquilidad cuando navegues bajo condiciones adversas, y en los momentos de buena visibilidad, podemos aprovechar para ampliar nuestra competencia en su utilización para estar preparados en momentos de dificultad. Consigue el radar que estás buscando y todos los accesorios en ONNautic.

¿Cómo funciona un radar de barco?
5 (100%) 1 voto

Tienda ONNautic

Coméntalo