ONNautic

¿Qué es el Sistema de Identificación Automática o AIS?

El Sistema de Identificación Automática, más conocido como AIS por sus siglas en inglés (Automatic Identification System), es un sistema de información que emite datos captados a bordo y que, además, permite obtener los datos de otras embarcaciones que dispongan de él y que lo estén utilizando.

Tipos de AIS

A continuación vamos a explicar los dos tipos de AIS que existen:

    Clase A

Es el equipo que se utiliza en embarcaciones de altura. Trabaja en una gama de frecuencias comprendida entre 156,025 MHz y 162,025 Mhz. Envía información contínuamente y su potencia de emisión es de 12,5 watios. El alcance puede rondar las 50 millas.

    Clase B

Aprovecha la tecnología de identificación de barcos, pero con menores prestaciones y menores requisitos tecnológicos. El AIS “clase B” trabaja entre las frecuencias de 161,500 MHz y 162,025 MHz, envía información cada 3 minutos y tiene una potencia de emisión de 2 watios. Tiene un alcance aproximado de 12 millas.

Por su parte, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) recomienda instalar este equipo en los barcos en los que no es obligatorio la “clase A”. A su vez, la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM) establece como obligatorio este equipo en las embarcaciones utilizadas para impartir formación náutica.

¿Cómo funciona el AIS?

El objetivo fundamental del sistema AIS es permitir a los buques comunicar su posición y otras informaciones relevantes para que otros buques o estaciones puedan conocerla y evitar colisiones.

El sistema AIS opera a través de la banda marítima de VHF. Asimismo, permite ver en una pantalla la posición de los barcos de nuestro entorno y obtener información como su velocidad, rumbo o estado actual de navegación, pero siempre y cuando los otros barcos también transmitan información vía AIS.

En consecuencia, el AIS permite ver datos instantáneos sobre los barcos que se muestran en la pantalla, pero no permite detectar objetos como boyas o la costa, por lo que no sustituye al radar. Además, el radar detecta un blanco aunque no emita, sin embargo, como acabamos de ver, esto no ocurre con el AIS.

¿Es obligatorio el uso del AIS?

A finales de 2004 la Organización Marítima Internacional (IMO) estableció que los buques con arqueo bruto superior a 300 toneladas deben estar equipados con el sistema AIS.

Ventajas del AIS

A continuación enumeramos las ventajas del sistema AIS:

  • El alcance es mucho mayor.
  • Además de ver que existe un barco se muestran muchos de sus datos identificativos, rumbo y velocidad.
  • Los datos son desplegados sobre cartografía electrónica o vectorial, aportando información muy superior a la del radar.
  • Además de aportar información muy valiosa, los datos de AIS se ven claramente y no se confunden con otros blancos, cosa que sí ocurre en el caso del radar.
  • El AIS puede calcular por sí solo el TCPA (punto de colisión) y programarse para emitir una alarma con tiempo suficiente para evitarlo.
  • En navegación fluvial, el AIS puede recibir la transmisión de buques cercanos, invisibles al radar por culpa de los meandros del río.
  • El consumo energético es muy reducido.
  • Su precio es muy pequeño comparado con otros sistemas de seguridad a bordo.
  • Toda la información puede llegar vía Internet a cualquier PC en tierra, vía señales VHF a las embarcaciones, y es gratuita en ambos casos.

En definitiva, el sistema AIS nos ayuda a tener un mayor control sobre la seguridad del tráfico marítimo, a la par que facilita a los equipos de rescate la localización de una embarcación en peligro. Podemos decir que el AIS es una caja negra en cuya memoria se almacenan datos relevantes sobre la navegación marítima que contribuyen a clarificar la causa de determinados problemas.

Tienda ONNautic

Coméntalo