ONNautic
como-orientarse-con-un-reloj-de-pulsera

¿Cómo orientarse con un reloj de pulsera?

Uno de los mayores miedos es la desorientación. Quedarse sin instrumentos de navegación como los GPS, plotter… o no saber reconocer el camino es algo que a todos nos puede pasar.

Una buena opción podría ser la navegación astronómica, pero no es algo que se aprenda fácil y menos de la noche a la mañana. Por eso, saber orientarnos con un reloj de agujas es un conocimiento tan útil como sencillo.

En principio, solo bastaría con apuntar con la manecilla de las horas al sol. La bisectriz formada por esta aguja y las 12 nos marcará el sur. El norte, obviamente, estará en dirección opuesta.

Este sistema sólo es válido para cuando nos encontramos en el hemisferio norte, ya que en el hemisferio sur es la cifra 12 la que debe apuntar hacia el sol, y el punto medio entre la manecilla horaria y las 12 nos indicará el norte.

Como vemos este método es fácil de aprender y sencillo de aplicar. Eso sí, tenemos que tener en cuenta algo muy importante: el reloj debe marcar la hora solar. Y ésta varía por países y en ocasiones la diferencia puede ser de una hora menos en invierno y dos horas menos en verano.

Hay que concretar que si el sol está muy alto, resultará difícil orientarse. Esto nos puede pasar en verano en las horas centrales del día o en lugares cercanos a los trópicos.

También, en la zona intertropical de ambos hemisferios lo tendremos complicado, pues la dirección cambiará según la época del año y en determinados momentos veremos que no se produce ninguna sombra.

Si nuestro reloj viene con bisel giratorio, el cálculo nos será mucho más sencillo.

Hoy en día, a los relojes de pulsera les añaden biseles diseñados con diversas funciones como, por ejemplo, para la práctica del buceo, para cubrir un segundo huso horario, con taquímetro y también con rosa náutica, que es la que nos interesa.

Los relojes fabricados dando prioridad también a la orientación, diseñados para la navegación marítima y aérea, llevan biseles con rosa náutica, rosa de los vientos o compás marino. Este tipo de bisel está graduado con los 360° del círculo y cuenta con las marcas de N, S, E y W, correspondientes a los puntos cardinales.

Estos relojes con biseles son estupendos para orientarse en cualquier situación, pues la rosa náutica sirve como brújula para orientarse con bastante facilidad. Tan sólo tenemos que alinear la manecilla horaria hacia el sol, colocando el bisel con el S en la bisectriz del ángulo formado por la manecilla de las horas y las 12. Así obtendremos fácilmente todas las direcciones como si se tratara de una brújula.

Otra cosa que debemos saber es que si nuestro reloj lleva un bisel sin marcas que hacen referencia a los puntos cardinales, sino a otra escala graduada, también la podemos usar para orientarnos, aunque sea menos visual.

Simplemente tenemos que posicionar la flecha en la parte superior como si fuera el S y establecer una sencilla correspondencia, para así determinar los demás puntos cardinales.

Concluyendo: si tenemos un reloj sin bisel, en el hemisferio norte, por encima del trópico de cáncer, podremos usar este fácil truco de apuntar con la manecilla de las horas al sol. La bisectriz formada por esta aguja y las 12 nos marcará el sur.

¿Cómo orientarse con un reloj de pulsera?
5 (100%) 1 voto

Tienda ONNautic

Coméntalo