ONNautic
como fondear una embarcacion

¿Cómo fondear una embarcación de forma segura?

Navegar es todo un placer. Poder disfrutar del mar, acceder y bañarnos en lugares de ensueño es algo tan especial como indescriptible. Quizás por ello estamos fondeados una gran parte del tiempo. Se ha estimado que en una salida, en un viaje, el tiempo que un barco permanece fondeado supera el 60%. De ahí la necesidad de saber fondear correctamente de forma segura y eficaz.

Desde ONNautic, especialistas en electrónica náutica, te vamos a explicar cómo hacerlo.

Lo primero que debemos saber es que siempre debemos fondear con el viento a proa para realizar un fondeo de forma correcta, y así evitar el garreo de la embarcación y futuras preocupaciones.

Lo segundo, tenemos que ser conscientes de los factores que influyen a la hora de fondear, como son el tipo de fondo, las condiciones meteorológicas, las corrientes de la zona, la longitud de cadena, el modelo del ancla y, por supuesto, la normativa de ese punto en el que nos encontramos, para así tomar las debidas precauciones.

Una vez que hemos decidido el lugar de fondeo ayudándonos de la carta náutica, vamos a colocar el ancla a flor de agua, es decir, colgando toda ella de su cadena y rozando el agua con la parte inferior.

El fondo marino también es algo que debemos elegir bien. A ser posible, uno de arena o de pequeñas piedras, desechando los de barro o con grandes rocas.

Recuerda: nunca fondees con arrancada. Detén el barco totalmente. Apea el ancla y, una vez está de fondo, da unas ligeras paladas atrás. Así conseguirás que agarre firmemente.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que, en condiciones climatológicas normales, la longitud necesaria de cadena debe ser el triple que el fondo marcado por la sonda. Y si hay viento, la longitud la debemos multiplicar por cinco con respecto, claro está, a la marcada por la sonda. Se aconseja llevar aproximadamente unos 50 metros de cadena.

Siempre hay que observar el viento y elegir calas dónde el viento no sea muy fuerte, para evitar ser arrastrado contra rocas, mar abierto o incluso contra otros barcos.

Un truquito muy útil es observar la situación de los otros barcos fondeados y ver hacia dónde apuntan para copiar su fondeo.

Por supuesto, que siempre debemos comprobar si el ancla está bien sujeta. Para ello, tomaremos dos referencias: una más cercana y otra más lejana. Siempre serán puntos fijos en tierra. Si permanecen alineados, es que no estamos garreando.

Cuando hemos fijado el ancla de manera correcta, debemos acortar la línea de fondeo, ya sea manualmente o con el moliente de ancla, para así evitar un borneo del barco muy acentuado.

Indiscutiblemente, debemos colocar las luces de navegación obligatorias, que en que caso de fondeo durante el día es una esfera de color negro instalada en parte de proa. Y si el fondeo es nocturno, deberemos encender una luz de tono blanco todo horizonte.

Además, tal como recoge la normativa de fondeo de embarcaciones, está prohibido fondear en los canales de acceso a los puertos y calas. Y tampoco se puede fondear en una playa balizada ni dentro de las zonas de baño debidamente balizadas.

Y luego, como en todo, la práctica hace maestros.

¿Cómo fondear una embarcación de forma segura?
5 (100%) 1 voto

Tienda ONNautic

Coméntalo